Back to www.justacriollo.com
 
 
origen del caballo criollo

Acceso reservado a los abonados

¡Todo sobre el caballo Criollo!
subscripción ¡Subscribirse!

Descubran la historia y el origen del caballo Criollo de América Latina.

Para apreciar, conocer mejor las razas específicas de cada país de este vasto continente, podrán visitar las páginas dedicadas a cada una de estas razas criollas, tan atractivas.

Saber más

Este resumen breve sobre la historia del caballo de la pampa puede parecer insuficiente para satisfacer completamente su curiosidad. Entonces pues , dos nuevas páginas le permitirán enriquecer su conocimiento de la historia y de los orígenes de la raza criolla (caballo Criollo).

El período prehistórico evoca la aparición y la extinción del caballo en América y más precisamente en la mitad Sur de este continente.

El período histórico empieza con la conquista española de la América del Sur. El texto explica la supervivencia de los caballos ibéricos que permitirá la aparición de una nueva raza de equinos, la raza Criolla.

Estas dos páginas son disponibles en la versión integral de justacriollo.com.

¡Suscríbase!

 

Orígenes del caballo Criollo de la pampa

Presentación sumaria

El caballo criollo de América Latina es el descendiente directo de los caballos importados al Nuevo Mundo desde Cristóbal Colón por los conquistadores españoles durante el siglo XVI, más particularmente por Don Pedro de Mendoza en la Argentina, fundador de Buenos Aires en 1535.

Un buen número de esos caballos de guerra se hallaron abandonados o huyeron y volvieron rápidamente al estado salvaje, en un medio ambiente ideal para su desarrollo. Fueron los caballos españoles (particularmente los Andaluces), portugueses y árabes los que transmitieron su sangre y sus principales características morfológicas a la raza Criolla.

Durante cuatro siglos, la raza criolla se adaptará al medio ambiente de las grandes llanuras de América del sur y sufrirá una selección natural muy severa. Esta adaptación a las condiciones de vida del medio ambiente, le permitió desarrollar sus grandes cualidades de resistencia a las enfermedades, y de sobriedad.

Los indios, en primer lugar, los gauchos más tarde, hicieron de los Criollos su medio de transporte, su compañero de caza o de trabajo y su camarada de juego. Desde entonces, el Criollo siempre ha sido el caballo del gaucho para el trabajo con el ganado.

© Argentina,
Secretaria de turismo
www.partir.com

Su resistencia hace el orgullo de los criadores quienes organizan pruebas en distancias de 750 kilómetros que hay que recorrer dentro de catorce días. Los caballos están cargados pesadamente (110 kilos para el jinete y su silla) y deben comer solamente el pasto encontrado en la región recorrida. El caballo que termina la prueba sin que le pararan los jueces o los veterinarios perdió algo de peso pero está tan fogoso como el día de la partida.

A finales del siglo XIX, la introducción de machos europeos o de América del norte degeneró la raza. Una selección rigurosa, conducida por algunos criadores apasionados, permitió reconstituir la raza que fue admitida al stud-book argentino en 1918.

Hoy, en casi todos los países de la América del Sur , las razas descendientes del Criollo se crían y protegen. La Argentina posee el caballo Criollo más cercano al estándar de la raza.

Caballos criollos
en estado salvaje

Foto © Gwénola Pesántez

Caballos criollos fotografiados a 4400 metros de altura en el Páramo de Cotopaxi (Ecuador). Salvajes, son descendientes de los caballos españoles y se adaptaron a la altura y al frío.

Para darnos a conocer sus observaciones y sugerencias
ponyexpress@justacriollo.com
 
Obra protegida certificación IDDN
El caballo Criollo © Gérard Barré Todos derechos reservados 2000-2014
Puesta al día